¿Cómo iniciar una empresa con sede en los Estados Unidos siendo no residente?

Para un propietario de una pequeña empresa en China o un empresario en Argentina, abrir una empresa en los Estados Unidos puede parecer un sueño imposible, algo visto en las películas o leído en un artículo, en fin algo inalcanzable. 

Pero, ¿qué hay de ti? También puedes haber pensado que el proceso de iniciar un negocio en los EE.UU, sería demasiado largo y complejo como para valer sangre, el sudor y lágrimas.

Ahora piensa otra vez. Abrir un negocio en Estados Unidos puede no ser tan difícil como crees. Para abrir con éxito un negocio en los EE.UU como no residente, tendrás que reunir a un equipo de personas que quieran luchar contigo y además tener una comprensión básica del proceso legal. 

Cubriremos ambos aspectos aquí. Primero, consideraremos por qué abrir un negocio en los EE. UU. es beneficioso. Luego analizaremos qué implica el proceso, para que puedas tomar una decisión acertada sobre si este gran salto es el paso correcto para tu negocio.

¿Hay beneficios de abrir un negocio en Estados Unidos como extranjero?

Si estás en la posición financiera para hacerlo. Abrir una empresa en los Estados Unidos puede ser beneficioso de varias maneras. 

Uno de los beneficios más obvios es el acceso al mercado estadounidense. Como uno de los mercados más grandes y diversos del mundo, establecer una tienda en los Estados Unidos te permitirá llegar a nuevos públicos, al tiempo que, mejorará la reputación de tu marca en todo el mundo. 

A la larga, crear un negocio en este país puede ahorrarte tiempo y dinero en lugar de intentar acceder al mercado estadounidense desde tu país de origen y tratar continuamente con las leyes de aduanas e impuestos. 

Basar tu empresa en los EE.UU. también significará que tienes recursos como inversores ángeles estadounidenses y capital de riesgo a tu alcance. 

Formar parte de la escena empresarial en los EE. UU. te pondrá en el juego con los mejores empresarios del mundo en industrias como la tecnología, la medicina y la industria aeroespacial. 

Como jugador, puedes aprender y establecer conexiones con algunas de las principales mentes del mundo.

Finalmente, debes saber que comenzar un negocio en los Estados Unidos puede ayudarte a obtener la residencia permanente (aunque esto no es necesario ni está garantizado) a través de visas como la visa E-2 Investor. 

Si alguno de estos beneficios llamó tu atención, expandir tu negocio a Estados Unidos puede ser un movimiento comercial muy sabio. Veamos cómo se hace.

También puedes conocer los 10 países más  atractivos para hacer negocios en América Latina. 

¿Cuáles son los pasos para abrir un negocio en Estados Unidos como no residente?

Saber hablar inglés es el primer paso ya que es muy importante si deseas abrir un negocio en los Estados Unidos. 

No es necesario ser un experto, pero tomar algunas clases de inglés de negocios será muy útil. 

En ese mismo sentido, debes establecer una relación con una empresa de traducción en la que confíes. Tener buenos traductores profesionales como recurso te ayudará a facilitar el proceso. 

Las compañías de servicios de traducción certificados en línea o empresas como Lingy pueden manejar al menos una de sus muchas preocupaciones en este largo proceso al proporcionar traducciones profesionales de sus documentos oficiales con un cambio rápido. Estos traductores se convertirán en parte de su equipo.

A continuación, deberá determinar con qué estructura empresarial desea continuar. 

Como no ciudadano de los EE. UU. deberá elegir entre una corporación C y una sociedad de responsabilidad limitada (LLC). Hay ventajas y desventajas para ambos y la estructura que elija estará determinada por su situación financiera y la industria en la que trabaja. 

Las corporaciones C son fácilmente expandibles con stock ilimitado. Esta opción es mejor si tendrás accionistas y deseas ser financiado por inversores. 

Por otro lado, las corporaciones C pagan impuestos dos veces, ya que la corporación paga impuestos, así como a los accionistas sobre los dividendos. 

Las corporaciones C también son estructuras más complejas, lo que significa que son más difíciles de configurar. Sin embargo, ambas estructuras son legalmente independientes de usted y, por lo tanto, protegen sus activos en caso de demandas o deudas.

Después de elegir una estructura, deberás decidir sobre el estado en el que vas a registrar a tu empresa. 

Si tu empresa tiene una ubicación física en los EE. UU., debes registrarla en ese estado. Elegir entre los 50 estados que se basará dependerá de tu negocio. 

Tendrás que hacer una investigación de mercado para determinar tu competencia local, la demografía del estado y la ciudad en particular, asimismo saber si hay una demanda. 

Cada estado tendrá sus propias leyes, por lo que querrás investigar si esas leyes serán amigables para ti. Tómate el tiempo para pensar este paso y hacer la investigación adecuada, ya que es costoso y una molestia cambiar de estado después de haber comprometido. 

El proceso de registro es relativamente fácil. 

Primero, seleccione un nombre único para su empresa. Entonces ubica a un agente registrado. Este individuo debe tener una dirección en los EE. UU. Que no sea un apartado postal. 

Si usted, como propietario de la empresa, tiene una dirección física, puede usarla como agente registrado. El agente registrado recibe documentos legales de la empresa y debe vivir en el estado en el que está registrado. Recuerde, esta dirección no es la dirección legal o postal de la empresa.

Después del registro, seleccione un estado para incorporar a su empresa. Una diferencia del registro, puede incorporar su negocio en cualquier estado, específicamente de dónde se encuentra su negocio físico. 

Es beneficioso incorporarse en el estado donde hará más negocios. Si su empresa no está localizada, entonces Delaware o Nevada son las mejores opciones para sus leyes favorables a las pequeñas empresas. 

Por ejemplo, Delaware no requiere que proporcione una dirección física para abrir una cuenta bancaria. Los accionistas afectados están bien protegidos y las leyes corporativas son más indulgentes en Delaware que en otros estados debido a que es un estado tan popular para incorporarse.

El estado incluso facilita el proceso al ofrecer su sitio web de derecho corporativo en diez idiomas diferentes. Deberá completar un formulario de certificación con información como el nombre de su empresa, la dirección del agente registrado y la información sobre la cantidad de acciones que puede emitir. 

La tarifa para este formulario comienza alrededor de USD90. Después de su presentación, deberá presentar un informe y pagar su primer impuesto anual de franquicia, que es de alrededor de USD175.

Una vez que esté registrado e incorporado, deberá solicitar el número de identificación de su empleador. 

Esto es emitido por el IRS y es obligatorio para usted abrir una cuenta bancaria o contratar empleados, así como pagar sus impuestos. 

La aplicación de su EID es gratuita. Si bien registrar e incorporar su empresa y solicitar un EID puede sonar abrumador, los sitios web de la secretaria de estado ofrecen una gran ayuda gratuita. 

Si los sitios web no son suficientes, hay agencias que puede encontrar en línea que lo ayudarán a recorrer todo el proceso.

Finalmente, si una empresa con sede en EE. UU. tiene más del 10% de propiedad extranjera, deberá completar un BE-13 y presentarlo a la Oficina de Análisis Económico del país. 

El BE-13 es un cuestionario simple que no debería tomar demasiado tiempo para rellenar, pero es importante completar este paso dentro de los 45 días posteriores a la formación de su empresa. 

Después de todo lo dicho y hecho, el proceso para que los no residentes formen una compañía con sede en los Estados Unidos no es muy diferente al proceso para los residentes de los Estados Unidos y los beneficios son muchos. 

Con la ayuda de asesores fiscales, agencias en línea y una buena empresa de traducción profesional de negocios, nunca estará solo durante este proceso.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos también a leer cómo hacer inversiones inmobiliarias legales.